PROYECTO DE DECLARACIÓN

Declárase de interés Social, Cultural y para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a la miniserie “La Viuda de Rafael”.

FUNDAMENTOS

Señora Presidenta:

“La Viuda de Rafael” es una miniserie de 13 capítulos que cuenta la historia de una transexual que, tras la muerte su pareja deberá luchar contra una serie obstáculos y conflictos legales para ser reconocida en todos los aspectos como lo que es, la viuda.

Es una historia de amor que atraviesa la muerte para afianzarse a la vida. Fluctuando entre lo cómico, lo absurdo y lo trágico,  ya que enfrenta situaciones de discriminación y prejuicios por parte de la sociedad, la pasión de Nina por Rafael muestra -una vez más- que el amor entre dos personas no depende de su identidad sexual o su expresión de género.

La serie fue escrita por Tony Lestingi y Marcelo Nacci en base a la novela homónima del puertorriqueño Luis Daniel Estrada Santiago y es una de las ganadoras del Concurso 2012 del Consejo Interuniversitario Nacional y del Consejo Asesor del Sistema Argentino de Televisión Digital Terrestre para series del horario central. Se emite martes, miércoles y jueves en la Televisión Pública a las 22.30 horas.

La producción está a cargo de Atuel Producciones SRL y su elenco está integrado por Rita Cortese, Fabián Gianola, Luis Machín, Lucas Crespi, Alejo García Pintos, Camila Sosa Villada, Gustavo Moro, Maiamar Abrodos, Jorgelina Vera, Gimena Riestra, Guadalupe Docampo, Ernesto Claudio, Héctor Díaz, Salo Pasik, Joaquín Berthold, Natacha Córdoba, Tamara Garzón, y participaciones especiales de Héctor Calori, Roxana Randón, Gipsy Bonafina, Pedro Segni, entre otros/as.

La lucha contra la discriminación fundada en la orientación sexual o la identidad de género implica necesariamente la visibilización de las diversas orientaciones e identidades sexuales, las nuevas formas familiares y el respeto por la identidad de género.

Todas las personas tienen derecho a ejercer libremente su sexualidad sin ser discriminadas, a ser diferentes pero gozando de los mismos derechos, a no tener que ocultarse por miedo al rechazo o incluso la violencia.

Si bien hubo avances importantísimos en el reconocimiento de los derechos de las personas LGBT a nivel nacional, como la ley de matrimonio igualitario, la ley de identidad de género y políticas públicas relacionadas a la diversidad sexual, la discriminación sigue siendo una realidad para muchas/os lesbianas, gays, bisexuales y trans en el ámbito laboral, los ámbitos educativos y de salud, en las instituciones y dentro de las familias, así como también todavía puede observarse en los medios de comunicación masiva y en las publicidades, a través de los estereotipos y la ridiculización.

Por ello, la presencia de referencias positivas en el arte, la cultura y los medios de comunicación sirven como herramienta fundamental en el trabajo contra la discriminación. Iniciativas como esta muestran la importancia que tienen leyes como la de matrimonio igualitario y la ley de identidad de género, ya que es gracias a ello que Nina logra -luego de su lucha por la igualdad- que finalmente se reconozcan sus derechos.

Desde la Ciudad de Buenos Aires debemos trabajar para seguir aportando en el camino hacia la igualdad y la no discriminación, por una sociedad justa para todos y todas.

Por los motivos expuestos, solicito la pronta aprobación del presente proyecto.